December 19, 2018

4.1.1 Importancia de establecer medidas y de fijar objetivos

Hay un dicho muy conocido en el mundo de los negocios – No se puede gestionar lo que no se mide. Muchas pequeñas empresas pueden funcionar cómodamente sin medir o sin fijarse objetivos de manera muy formal, el control que ofrecen estos procesos puede ser muy valioso en las empresas en crecimiento.

Saber cómo se comportan las diferentes áreas de su empresa es una información valiosa en sí misma, pero un buen sistema de medición también le permitirá analizar los factores que explican los cambios en el rendimiento, buenos y malos. Esto le coloca en una mejor posición para gestionar su rendimiento de forma proactiva.

Uno de los principales de la gestión del rendimiento es la elección de lo que debe medirse. La prioridad aquí es centrarse en los factores cuantificables que están claramente vinculados a los factores de éxito en su negocio y su sector. Éstos son conocidos como los indicadores clave de rendimiento (ICR). Identificando las áreas de su negocio en las que es más lógico centrarse y luego decidiendo la mejor manera de medir los resultados en esas áreas. Es importante recordar que aunque las medidas de resultados financieras se encuentran entre las más utilizadas por las empresas, las medidas no financieras puede ser igual de importantes.