December 19, 2018

4.3.1 Tipos de equipos

Equipo funcional

Este tipo de equipo de trabajo es el modelo con el que se crearon la producción en masa y las líneas de montaje. Los equipos que se organizan en torno a las funciones del trabajo de la empresa funcionan bien con esta estructura. Con un equipo funcional, los resultados producidos por el equipo son la suma de los resultados producidos por cada miembro del equipo. Con este equipo, los jugadores juegan en un equipo, pero no juegan como un equipo. Los equipos funcionales son simples y fáciles de establecer. El rendimiento de cada persona es fácil de evaluar. Funciona bien cuando las tareas son repetitivas y las reglas se conocen bien. Las relaciones tradicionales entre supervisor y empleado se organizan a menudo como un equipo funcional.

Equipo de jerárquia

En un equipo de jerarquía, el trabajo del equipo funciona al unísono. El equipo necesita a alguien que dirija y dirigirlos. Mientras trabajan como un equipo, cada empleado coordina su parte con el resto del equipo. Trabajan de manera independiente, pero están estrechamente coordinados con otros miembros del equipo. En esta estructura de equipo, el éxito de un miembro depende de las acciones de los demás. Un equipo de  jerarquía tiene una excelente flexibilidad si se utiliza correctamente. Puede moverse muy rápido y  muy bien en situaciones en las que debe realizarse  una tarea en un período corto de tiempo.

Equipo multidisciplinar

Es un grupo de personas con diferente experiencia funcional que trabajan con un objetivo común. Se puede incluir a personas de finanzas, marketing, operaciones y departamentos de recursos humanos. Por lo general, incluye los empleados de todos los niveles de una organización. Los miembros también pueden ser de fuera de la organización (en particular, los proveedores, clientes clave o consultores).

Equipo orgánico

Un equipo orgánico que funciona bien es el tipo más fuerte de equipo. Crea sinergia: los resultados producidos por el equipo son mejores que la suma de los generados por cada miembro individual. La sinergia se produce porque el equipo utiliza las fortalezas de cada miembro y reduce al mínimo las debilidades de cada uno. Sin embargo, para tener éxito, este tipo de equipo requiere una importante autodisciplina. El equipo orgánico se utiliza a menudo en situaciones en las que todos los miembros del equipo saben cómo desarrollar las responsabilidades de cada uno de los otros miembros. Este tipo de equipo implica un conocimiento profundo de los otros miembros del equipo. Los miembros de un equipo que han trabajado juntos durante mucho tiempo a menudo funcionan como un equipo orgánico.