December 19, 2018

5.5 Medio ambiente – gestión de residuos, agua y energía

Prevención y control integrados de la contaminación (hasta 2013)

La Unión Europea (UE) fija las obligaciones que deben cumplir determinadas actividades industriales y agrícolas con potencial contaminante. Establece un procedimiento de autorización para esas actividades y determina los requisitos mínimos que deben incluirse en todo permiso, en particular respecto a los vertidos de sustancias contaminantes. El objetivo consiste en evitar o minimizar las emisiones contaminantes a la atmósfera, las aguas y los suelos, así como los residuos procedentes de instalaciones industriales y agrarias para alcanzar un nivel elevado de protección del medio ambiente.

La norma básica que lo regula es la Directiva 2008/1/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de enero de 2008, relativa a la prevención y control integrados de la contaminación conocida como «Directiva IPPC»).  Establece la obligación de solicitar autorización para las actividades industriales y agrícolas que presentan un potencial de contaminación. Este permiso sólo se concede si reúnen una serie de condiciones medioambientales, de manera que las empresas asuman ellas mismas las labores de prevención y reducción de la contaminación que puedan llegar a causar.

Las actividades industriales y agrícolas sujetas a la Directiva se definen en el anexo I de la misma. Entre ellas están las granjas avícolas de producción de huevos con capacidad de más de 40.000 plazas.

Para obtener la autorización se deben cumplir una serie de obligaciones, en particular:

  • la aplicación de medidas adecuadas de lucha contra la contaminación y, en particular, el recurso a las mejores técnicas disponibles (las que generan menos residuos, utilizan las sustancias menos peligrosas, posibilitan la recuperación y el reciclado de las sustancias emitidas, etc.);
  • la prevención de toda contaminación importante;
  • la prevención, el reciclado o la eliminación menos contaminante posible de los residuos;
  • la utilización eficaz de la energía;
  • la prevención de los accidentes ambientales y la limitación de sus consecuencias;
  • la adopción de medidas para que, al cesar las actividades, el lugar de la explotación vuelva a quedar en un estado satisfactorio.

En el sector avícola de puesta se han establecido las mejores técnicas disponibles para la prevención de la contaminación, que se basan fundamentalmente en la prevención y minimización de las emisiones contaminantes.

La Oficina Europea IPPC (Integrated Pollution Prevention and Control) organiza el  intercambio de información entre los Estados miembros y la industria sobre las mejores técnicas disponibles (MTD), los controles asociados y su evolución.

La Oficina IPPC es un equipo orientado a elaborar documentos de referencia sobre las mejores técnicas disponibles, llamados BREFs. Los BREFs son los documentos de referencia utilizados por las autoridades competentes de los Estados miembro. El BREF para la producción de huevo se denomina BREF para la cría intensiva de aves de corral y cerdos.

En él se abordan las instalaciones para la cría intensiva de aves de corral, entre ellas las ponedoras. Se describen las siguientes actividades relevantes de la granja, aunque se reconoce que no todas las actividades se desarrollan en todas las granjas:

  • gestión (incluyendo el mantenimiento y limpieza del equipo)
  • estrategia  de alimentación (y de preparación del alimento)
  • cría de animales
  • recogida y almacenamiento de tratamiento in situ del estiércol
  • distribución del estiércol en el terreno
  • tratamiento de aguas residuales

Todas estas actividades son técnicas aplicadas y BAT en la ganadería intensiva en general.

Las actividades que se pueden encontrar en las explotaciones de ganadería intensiva son:

 

Buenas Prácticas Agrícolas en la cría intensiva de cerdos y aves

Las buenas prácticas agrícolas son una parte esencial de las BAT (Mejores Técnicas Disponibles). Aunque es difícil cuantificar los beneficios ambientales en términos de reducción de emisiones o reducciones en el uso de energía y agua, está claro que las correctas prácticas  agrícolas contribuyen a una mejor situación  ambiental en una granja intensiva de producción avícola.

Para mejorar la gestión medioambiental de una explotación ganadera intensiva, es BAT todo lo siguiente:

  • identificar y aplicar formación y programas de capacitación para el personal de la granja
  • mantener registros de uso de agua y energía, cantidades de alimento para el ganado, derivados de residuos y aplicaciones de estiércol y abonos inorgánicos en el campo
  • tener procedimientos de urgencia para tratar las emisiones imprevistas y los incidentes
  • implantar un programa de reparación y mantenimiento para garantizar que las estructuras y equipo están en buenas condiciones y que las instalaciones están limpias
  • planificar correctamente las actividades de la granja, como la entrega de materiales y la eliminación de productos y residuos
  • planificar la aplicación de estiércol a la tierra adecuadamente.

Para obtener más información sobre este tema puede consultar:

http://europa.eu/legislation_summaries/environment/waste_management/l28045_es.htm

http://eippcb.jrc.es/

http://eippcb.jrc.es/reference/irpp.html

http://www.magrama.gob.es/es/ganaderia/publicaciones/copia_de_default.aspx

http://www.aseprhu.es/actividades_documentos_interes.asp